jueves, 23 de febrero de 2012

La gente de mierda.

Los hijos de puta gozan de buena salud.
Están entre nosotros. Nos superan en número. Y por ahora parecen estar ganando. Son ellos: la gente de mierda. Qué puedo decir. Existen. Existen y son legión. Un ejercito de hijos de mil putas desfilando alegres por las calles de nuestra ciudad. Colándose en las filas, criticando la tierra que les da de comer o sencillamente sentados al lado en nuestra oficina. A veces los tenemos como amigos. Otras llegamos incluso a contraer matrimonio con ellos. Todo un tema este el de los hijos de puta. Y sin embargo pocos se han preguntado acerca de su origen. ¿De que están hechos los hijos de puta? Supongo que eso se debe a que en el fondo nadie quiere conocerse tanto. Pues todos, antes o después, terminamos siendo unos malditos cabrones con algún otro, es inevitable. Así es que ese es justamente el origen de la gente de mierda. Pues resulta que el fenómeno de la "hijaputez" se forma a través de una espiral de negación. Trataré de explicar esto de manera más sencilla. Veamos, resulta que actuar como un hijo de puta duele, siempre. Queramos verlo o no, algo en el cuerpo se estremece. Como si una parte de nuestra inocencia muriera a través ciertas acciones. De este modo, terminamos siendo los asesinos del niño que llevamos por dentro. Un niño ardiendo en llanto al que no deseamos escuchar. Que enterramos bien profundo en un cofre dentro de otro cofre cerrado bajo mil llaves. Silenciando así la verdadera naturaleza de nuestro corazón. Una naturaleza herida y contaminada por el veneno de los propios errores. Generamos de tal forma una sordera emocional. Un alejamiento de los afectos que nos permite vivir angustiados pero lejos de cualquier conciencia de dolor. Claro que este alejamiento no es sencillo. Escapar de uno mismo requiere de mucho trabajo. No hay droga en este mundo que anestesie completamente el remordimiento. La única huida posible es por tanto hacia adelante. Aumentando la apuesta. Volviéndonos cada vez más inhumanos. Es decir, más hijos de puta.

Decía al principio que la gente de mierda existe. Que nos rodeaba y todo eso. Pero lo cierto es que ese no es el auténtico problema. Ninguno de esos parásitos andantes nos hará jamás ni una décima parte del daño que se inflingen a si mismos. No. Su único poder radica en hacernos creer que tienen poder sobre nosotros. Nada más. Porque la verdad es que el peligro es otro. Lo aterrador, lo angustiante, es mirarnos al espejo y descubrir que los hijos de puta, los cabrones, la gente de mierda... somos nosotros.

Y ese es un miedo que tarde o temprano todos debemos enfrentar.

Escribiendo desde el sur del sur.

Lic. Unai Rivas Campo.

34 comentarios:

  1. Para evitar la hijaputez en el mundo habria que cruzar como dice Dante, "La Selva Oscura".
    Llevar al niño de guia, escucharlo, y de esa manera salvarse...yo creo Unai que hay gente que se atreve, se asoma al infierno y sale...sale con su niño y ahora si lo deja fuera del cofre.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto. Además la vida siempre te da una oportunidad. Te abre puertas, caminos.. senderos en medio de la selva.

    ResponderEliminar
  3. Mira, si realmente te consideras una mierda por qué no te tiras al inodoro? yo no me considero tal, estás insultando a la gente sin fundamentos. Te recomendaría que hicieras terapia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEGURAMENTE SOS UN OMOSEXUAL REPRIMIDO, GUARDATE EL COMENTARIO FORRO NO TE DAS CUENTA QUE ES PARA REIRSE EL RELATO, IDIOTA!!!!

      Eliminar
    2. AH...LA H DE HOMOSEXUAL QUE FALTA METETELA EN EL COLO...

      Eliminar
  4. ¿Puede ser contigo? Me refiero a lo de la terapia. Realmente me complace ese estilo tuyo tan sutil. Por otra parte, si no te consideras una persona de mierda, lo estás disimulando muy bien. Pues por tu tono al escribir pareces más un aludido/a que un lector.

    Te mando un agradecido abrazo desde el sur del sur.

    ResponderEliminar
  5. Carmen Barbona: bueno licenciado, en primer lugar he de reivindicar el concepto "mierda"; porque digo yo... mierda la generamos todos, es un sano abono para que nazca de la tierra aquello de lo que nos alimentamos... abstraido así, fisiológicamente, da más grima pensar en que comemos mierda... en el plano de las emociones da menos grima... duele más.. eso sí. Bueno, reivindicando que en vez de hijo puta de mierda... hay mucho y mucha hijo puta... te diré que me cuesta creer en la maldad... la he visto en pocas ocasiones en estado puro... pero los comics son los peores... ¿viste las imitaciones de Bruguera?... pues lo mismo, la mediocridad disfrazada de maldad es el verdadero enemigo... el pan de cada día... el cabrón que suelta el comentario hiriente por el puro placer de ver en tu cara una mínima fisura de la zanja abierta en el corazón; o el que utiliza a un tercero para deshacerte en pedazos; o ... o los que hablan de "amor"... "sí, mi vida, yo te quiero... " y luego en el devenir de las horas son voraces depredadores sin hambre sana... con hambre de la otra... de lo que bien defines como el poder sobre los demás... En cuanto al mea culpa... alguna dosis tendré... fijo que mi cobardía me frena ideas de hijaputa en más de una ocasión... sino, ya habría salido por algún McDonals o rollo bonzo... pero el anillo del goblum no puede conmigo... hace falta ser algo estúpida, como ya sabes de mis cualidades, pero... quiero ser buena persona, me empeño en ser buena persona... quiero creer que hay gente que lucha por ser buena persona... de hecho me lo creo... Ah, y si finalmente haces terapia con anónimo cuéntame... que me da fe en la humanidad... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Excelente texto. El siguiente párrafo me llamó la atención:
    ´´Lo aterrador, lo angustiante, es mirarnos al espejo y descubrir que los hijos de puta, los cabrones, la gente de mierda... somos nosotros. Y ese es un miedo que tarde o temprano todos debemos enfrentar.´´
    La cuestión al mirarse al espejo es no sentirse culpable por ser ´´gente de mierda´´y saber cual es el límite, es decir aquellos valores que forman parte de nuestra esencia que elegimos no quebrantar.
    Saludos desde Lomas de Zamora

    ResponderEliminar
  7. Ja solo porque no agacho la cabeza como aparentemente tú lo haces con este texto adolescente es que 'soy un aludido'? tu eres pura apariencia, intentas convencerte de que eres de bajo perfil? Ese texto parece un grito histérico de la corriente crítica más que un enfoque sistémico. Suerte en la próxima

    ResponderEliminar
  8. Carmen de Barbona: Fontanarrosa fue el primer gran defensor de la palabra mierda. Recuerdo como, sentado al lado de Don Juan Carlos, defendió el valor de su sonoridad. A partir de ese día, mierda pasó a ser una de mis palabras fetiche. ¿Tratar de ser buena persona? No sé. La bondad nunca me terminó de cerrar. Es demasiado peligrosa. Como un veneno con sabor a miel. Que te engaña con su dulzura. Supongo que en ese sentido la responsabilidad, la libertad y cierta coherencia me parecen cualidades mucho más valiosas.

    Anónimo uno: Gracias. Como dije más arriba, más que por la culpa, el reconocimiento es una cuestión de responsabilidad.

    Anónimo dos: Siento que estoy progresando con mi tratamiento. Supongo que me faltan muchas sesiones para el alta, pero ya noto cambios importantes. Ahora, cada vez que me tiro al inodoro, me acuerdo de presionar la cisterna para que así fluya la corriente crítica.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  9. exelente texto,triste realidad..
    y sin ofender a ninguno: admiro la comunicacion que hay entre "anonimo dos" y vos Unai.. ambos me han divertido.. toda una tragicomedia..

    ResponderEliminar
  10. Pues sí,ojalá anónimo dos regrese. Le pagué el mes por adelantado...

    ResponderEliminar
  11. "La gente no es para nada una mierda... Pero lo disimulan muy bien". Michel Foulcaut.

    ResponderEliminar
  12. "Si la gente de mierda supieran que buen negocio es ser buena persona... Se harían buenas personas sólo por el negocio..." Karl Marx.

    ResponderEliminar
  13. "Si la gente de mierda supieran que buen negocio es ser buena persona... Se harían buenas personas sólo por el negocio..." Karl Marx.

    ResponderEliminar
  14. "Si la gente de mierda supieran que negocio es ser buena persona... Serían el doble de hijos de puta... Porque es muy mal negocio ser buena gente". Federico Engels.

    ResponderEliminar
  15. "Si la gente de mierda supieran que negocio es ser buena persona... Serían el doble de hijos de puta... Porque es muy mal negocio ser buena gente". Federico Engels.

    ResponderEliminar
  16. Joder.. ¿Estas seguro/a de que decían esas cosas?

    ResponderEliminar
  17. Solo la gente que actuó o actúa como mierda sabe describir como es la gente de mierda. Julian.

    ResponderEliminar
  18. por mucho que odie a la gente de mierda son necesarios para la evolución, el universo es un equilibrio entre conchesumadres y huevones, y cada uno de nosotros batalla diariamente con el hijo de puta que llevamos dentro.si fuéramos todos huevones buenos y honestos, cualquier día llegan los extraterrestres conchesumadres y cagamos todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me recuerda al capítulo de "Los Simpsons" donde Lisa logra, magia mediante, la paz mundial.

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Excelente, comparto tu manera de percibir esta plaga mutante, este virus social, este germen humano.
    Estamos rodeados y a veces alienados por la GENTE DE MIERDA y al que le quede el saco que se lo ponga.

    ResponderEliminar
  21. La mayoría de la gente es tan mierda, que la envidia los consume. Pero la mayoría no es todo, tratemos de cambiar esta situación... mientras la mayoría no se convierta en todo, tenemos esperanza, debemos abrirle los ojos al mundo...
    CARLA

    ResponderEliminar
  22. La gente de mierda, ¿es gente? o es simplemente mierda con forma?, se me acaba de producir la duda...tiene esencia de mierda forma de mierda y por las venas también le corre mierda, en realidad son Mierda!!!
    R. Laguna

    ResponderEliminar
  23. Sabes? soy una niña y pienso que la gente es una mierda soy la unica que me he dado cuenta de eso,la verdad,y siempre va a ser asi la escoria se pasa de madre a hijo y la gente se deja convencer de ser asi.
    Si estoy cabreada,habeces quiero irme lejos para alejarme de la ierda que son las personas,dan asco

    ResponderEliminar
  24. Gente de mierda no somos todos.
    Gente de mierda es la que intenta hacer sentir una mierda a otra persona.

    ResponderEliminar
  25. La verdad... Prefiero suicidarme qconvertirme en uno de ellos gente mierda..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. suicidarse solo un valiente lo hace

      Eliminar
    2. Al contrario, el suicida está tan enojado que no siente nada. Por tanto no siente miedo. Y solo se puede ser valiente si se tiene miedo. Así que repito: el suicida no solo es cagón, sino además hijo de puta.

      Eliminar
  26. El problema que muchos piensan lo mismo que pensamos nosotros de ellos, da para la reflexión : El cambio comienza por reconocer y cambiar nuestra propia mierda, que muchas veces se proyecta en el sorete de otro, pero que no hay dudas de los hay, los hay. Nuestra cultura argento - neocolonial- gataflorista dice muchiiiisiimooo al respecto

    ResponderEliminar
  27. Resumio lo que pienso. Genial !!!

    ResponderEliminar